Seda

¡La Seda se pude quebrar!

¿CUÁL ES EL PROBLEMA?
La seda se divide o “corta”, con hilos finos en una dirección e hilos más gruesos en la otra dirección.

¿CÓMO SE VE?
El daño aparece con mayor frecuencia como rasgaduras horizontales en la tela. A menudo es tan recto que el daño parece como si la tela hubiera sido cortada. Las rasgaduras suelen ser cortas, de una a tres pulgadas, aunque a veces pueden ser más largas.

¿QUÉ LO CAUSÓ?
La debilidad comienza durante la flexión, la abrasión o el estrés durante el desgaste. Los hilos de urdimbre muy finos se rompen, mientras que los hilos de relleno más gruesos permanecen intactos. El daño puede aparecer antes de la limpieza o no aparecer hasta que la agitación de un proceso de cuidado agrave los hilos ya debilitados.

¿SE PUEDE PREVENIR?
Ni el dueño de la prenda ni la tintorería pueden tomar precauciones para evitar este tipo de daño. El fabricante debe usar telas que tengan una construcción más equilibrada.

¿QUIÉN ES RESPONSABLE?
Solo el fabricante puede ser considerado responsable ya que esta situación se debe a la durabilidad limitada de la tela.