Emergency Care

Kit de Emergencia para tu vestido

El día de tu boda está lleno de actividades planeadas desde que amanece hasta (mucho después) que anochezca. Lo menos que quieres es lidiar con un detalle con tu vestido de novia que no puedas solucionar. Por eso te compartimos lo que debes tener contigo en caso de cualquier emergencia con el vestido más importante de tu vida:

  • Siempre ten alfileres a la mano. Es común que alguien pise tu vestido o se atore con algo. Para estos casos, los alfileres te pueden salvar la vida. Otras alternativas son usar cinta adhesiva o grapas, pero corres el riesgo de dañar la tela de tu vestido. Pídele a tu Wedding Planner, a tu mamá, a la dama de honor, a tu tía de confianza o a quien prefieras que lleve un puñado de alfileres para la ceremonia y la recepción.
  • Conoce la tela de tu vestido. Revisa la etiqueta y asesórate con la tienda donde compraste el vestido para que te explique qué hacer en caso de un derrame. Cuando se derrama algo sobre fibra artificial, es mucho más fácil deshacerse de la mancha en comparación a una fibra natural como la seda, ya que las fibras naturales son huecas y absorben el líquido. En cualquier caso, fibra artificial o natural, a menos que el derrame sea mayor y te haga sentir incómoda, es mejor ignorarla hasta que puedas obtener un tratamiento profesional. Si debes hacer algo y la mancha es sangre, tu propia saliva ayuda. Para café, barro, té o alguna otra mancha soluble en agua, frota suavemente la mancha (frotarla con fuerza dañará el acabado de tu vestido) con agua fría y seca al aire. El agua mineral también puede ser eficaz. PRECAUCIÓN: las sedas y los rayones (particularmente los terciopelos) son sensibles al agua.
  • Aplica estas técnicas cuando se necesiten. Si la mancha es muy visible, puedes “camuflajearla” con algo blanco como bicarbonato de soda y talco de bebé, especialmente si la mancha no es soluble en agua. La grasa, el lápiz labial y otros cosméticos solo se pueden disolver con solventes, como el líquido de los encendedores. Pero éstos también pueden disolver cualquier tinte que se haya usado para teñir el vestido, así que recomendamos dejar la mancha intacta hasta que un especialista pueda procesar el vestido.